invitados: Vicente leví castillo

Una

 

 

Las Estampillas Conmemorativas del Ferrocarril Quito - Esmeraldas de 1926

Por Roberto Leví Castillo reproducido del "El Telégrafo 24 de Septiembre de 1959"

 

Esta emisión marca el comienzo de las conmemorativas de acomodo realizadas en la época "Juliana" de la dictadura del Dr. Isidro Ayora entre 1926 y 1932.

La historia filatélica de este período es nefasta por la presencia de un diplomático Bolivariano, quien dirigía de una forma siniestra, cada nueva emisión postal manipulada por este distinguido filatélico de acomodo y por dos Ministros de Estado, que actuaban como sus socios y los que hacían lo que este señor les indicaba hacer.

La iniciación de los trabajos del Ferrocarril Quito-Esmeraldas fue un motivo para hacer una sobrecarga de acomodo la que se realizó sobre estampillas ordinarias de la serie de "Presidentes de la República" en vigencia y sobre una serie conmemorativa del "Centenario de Guayaquil".

Con el objeto de crear una rareza seleccionaron dichos piratas de la Filatelia las hojas que debían ser sobrecargadas, ordenando al regente de la "Imprenta Nacional" que hicieran normales e invertidas es decir que de un mismo tipo de estampilla, hiciera la mitad normales y la mitad invertidas, he aquí que dicho empleado entendió mal y para desgracia de los especuladores hizo la totalidad de unas invertidas y la totalidad de otras rectas, es así que existen algunas rectas y otras que tienen la sobrecarga invertida, e la serie de 6 estampillas.

 

 

Sin embargo esta serie, hoy tan escasa es absolutamente legal, pues los autores cuidaron en todo momento de enviar 419 series a la "Unión Postal Universal" en Berna y de hacer promulgar el respectivo decreto en el "Registro Oficial", por lo tanto no hay más que aceptar esta serie como legal, pues lo es por todos los lados que se la mire, desgraciadamente la sobrecarga está tan mal hecha y a veces tan borrosa, que da pena poseer una cosa así en una colección de estampillas tan bellas como son las ecuatorianas de esa época.

He aquí el decreto, "Página 553 .- Registro Oficial" Nº 60 de junio 17 de 1926.
Presidencia Provisional. El Presidente Provisional de la República.
Considerando:
Que en los grandes hechos nacionales, es necesario un homenaje verificado por los pueblos cultos:
Que con motivo de la inauguración del Ferrocarril Quito-Esmeraldas es oportuno que circulen timbres postales conmemorativos, con la figura de la locomotora, como la primera que correrá en la línea comprendida entre Quito e Ibarra;
Decreta:
Art. 1º.- Los timbres postales de actual circulación de los valores de un centavo, dos centavos, tres centavos, cuatro centavos, cinco centavos y diez centavos, se resellaran hasta el número de 50.000 de cada uno, con la figura que se explica en el presente Decreto.
Art. 2º.- Estos timbres circularán dentro y fuera de la República hasta que se agote la presente emisión.
Art. 3º.- Los señores Ministros de Instrucción Pública y Correos, y de Hacienda se encargarán de la ejecución del presente Decreto.
Dado en el Palacio Nacional en Quito a veinticuatro de mayo de mil novecientos veintiseis. (f) Isidro Ayora.
El Ministro de Relaciones Exteriores Encargado de la Cartera de Instrucción Pública y Correos, (f) Homero Viteri Lafronte.
El Ministro de Hacienda, (f) Pedro L. Nuñez.
Es copia.- El Subsecretario de Instrucción Pública y Correos. (f) José María Suárez M.

Se tomaron para esta sobrecarga las siguientes estampillas:
1 Centavo Azul, con el busto de Roca.
2 Centavos Violeta oscuro, con el busto de Noboa.
3 Centavos negro, con el busto de Robles.
4 Centavos verde oscuro, con el busto de Vivero.
5 Centavos carmín con el busto de Urbina.
10 Centavos color verde, con el busto de García Moreno.

Lo mas notable de esta emisión es el hecho de que no todas las estampillas están sobrecargadas normalmente y existe una con sobrecarga rojo, la disposición de la sobrecarga es como sigue:

Un Centavo, sobrecarga recta, color negro.
Dos Centavos, sobrecarga invertida, color negro.
Tres Centavos sobrecarga recta, color negro.
Cuatro Centavos, sobrecarga invertida, color negro.
Cinco Centavos, sobrecarga invertida, color negro
Diez Centavos, sobrecarga invertida, color negro.

Lo normal en esta emisión es lo anormal de la sobrecarga, que tiene dos colores distintos y se presenta una vez negro normal, una vez rojo normal y las cuatro restantes negras son invertidas.

He aquí como puede comprobarse el principio de las sobrecargas de acomodo que fueron comunes a esta nefasta época "Juliana" y crearon verdaderas monstruosidades en sobrecargas feas y sobre número limitado de especies postales, con el fin preconcebido de crear escasez y hacer de estas serie postales un negocio indigno y dañino par la Filatelia del Ecuador.

Esta sobrecarga a pesar de ser legalísima ha creado dificultades para la nueva generación de coleccionistas, pues esta sobrecarga se ha prestado para crear errores y falsificaciones que se destacan fácilmente por el hecho que el cliché que sirvió para la sobrecarga original, es muy borroso y hecha esta con una tinta de imprenta de baja calidad, además la mayoría de las falsificaciones muestran casi toda las estampillas normales, cuando la mayoría no lo son, por eso la mejor advertencia para el comprador de una serie de estampillas de esta emisión es observar que la de Dos, Cuatro, Cinco y Diez Centavos tienen la sobrecarga invertida y muy borrosa, en cambio en las falsificaciones que he podido apreciar, son todas normales y la sobrecarga está bien clara y precisa…

Hoy en día esta emisión es sumamente escasas y apenas pueden encontrarse series completas con goma original, existen algunas veces usadas, pero es una cosa muy dificultosa el poder completar series y sin embargo su catalogación es muy baja, no estando de acuerdo con la rareza de los números de emisión pues, 50.000 estampillas de cada valor no era una cantidad muy grande y si tomamos en cuenta el hecho de que muchas series se vendieron al exterior con propósitos especulativos, es más que probable que en un tiempo corto se agotó totalmente la emisión y desapareció de la venta.

Es una cosa muy triste que una sobrecarga tan fea y tan borrosa y hecha con un inicuo propósito de explotación y especulación filatélica, se haya transformado por su número limitada de emisión y por su actual rareza, en una de las piezas nobles de la Filatelia del Ecuador…


 

Regresar a temática de Roberto Leví Castillo

 

 

 

 

 

 

Variedades

REALICE UN comentARIO

 

 

UN SOLDADO ECUATORIANO EN LA GRAN GUERRA

En 1917 fue enviado como parte de una misión norteamericana de observación a Francia. Su trabajo era de catalogar y clasificar los diversos métodos para la construcción de puentes y caminos de emergencia durante la guerra.

subscribASE A NUESTRA WEB