Todos los valores de la primera emisión de sellos postales adhesivos del Ecuador han sido falsificados. La demanda filatélica es la principal razón de la producción de falsos. En el caso del cuatro reales, ningún falso apareció antes del final de la década de 1880, es decir, veinte años después de la emisión de los legítimos.


Se diferencia de las originales principalmente por lo siguiente:

 

1. Impresas en hojitas de 2 estampillas, sin marco.

2. Color variable M rojo-ladrillo claro al rojo-ladrillo obscuro.

3. Tamaño uniforme de 23.2 x 19.8 mm en sus ejes centrales, con el óvalo que encierra el escudo de un ancho de 15 mm, no existiendo por tanto la diferenciación de Escudo en Ovalo y Escudo en Círculo.

4. Espacio de separación entre sello y sello mayor que en las originales.

5. Papel de mala calidad, ordinario y un tanto poroso.

6. La bandera del barco más angosta que en las originales y con una inclinación un tanto pronunciada hacia abajo.

Existe una falsificación reproducida muy probablemente por fototipografía de la estampilla original, pero que no ofrece el menor peligro pues resultó de impresión muy mala, borrosa y con poco detalle, hecha en un papel blanco un tanto poroso. El color varía del rojo-café débil al rojo ladrillo intenso. Mide alrededor de 23 x 19-3/4 mm en sus ejes centrales y el ancho del óvalo que encierra el escudo es de 14- 1/2 mm.

 

 

Otra falsificación de mala calidad y, como la anterior, de autor desconocido, es la siguiente, que tampoco ofrece peligro por cuanto, aun cuando es una reproducción por fototipografía de la original, el resultado es muy malo, de una impresión espesa y casi sin detalle.

 




Por último, existe otra falsificación que quizás pueda atribuirse a Spiro, hecha también por procedimiento fototipográfico de la estampilla original. Como en el caso anterior, mantiene un solo tamaño del óvalo del escudo de armas, con un ancho de 14-3/4 mm. El tamaño de la estampilla es de 23 mm x 20 mm en sus ejes.

 



 

 

 

.

Variedades

REALICE UN comentARIO

 

 

UN SOLDADO ECUATORIANO EN LA GRAN GUERRA

En 1917 fue enviado como parte de una misión norteamericana de observación a Francia. Su trabajo era de catalogar y clasificar los diversos métodos para la construcción de puentes y caminos de emergencia durante la guerra.

subscribASE A NUESTRA WEB