LOS PRIMEROS TIMBRES TELEGRÁFICOS DEL ECUADOR: EL INICIO DEL SERVICIO TELEGRÁFICO

La autorización para construir líneas telegráficas en el Ecuador la dio el Congreso de 1871 , y la primera línea se instaló en 1873, durante la segunda administración de Gabriel García Moreno (1869-1875); no fue, sin embargo, una línea de servicio público, sino que se construyó para atender las necesidades del ferrocarril que ese mismo año se empezó a construir con la intención de que empalmara, en Sibambe, con la carretera hacia Quito. El presidente García Moreno anunció, en su mensaje al Congreso de 1873, que se había conseguido un empréstito para financiar la adquisición de rieles, carros y máquinas, “y para la del telégrafo que se pondrá en la vía férrea y en la carretera”.

La obra del ferrocarril comenzó el 18 de julio de 1873  y el 1 de mayo de 1874 se inauguró el tramo entre Yaguachi y Milagro; meses antes, en diciembre de 1873, ya funcionaba el telégrafo entre las dos poblaciones y en adelante su avance siguió paralelo al de la obra del ferrocarril.

Durante el gobierno de Ignacio de Veintemilla (1876-1883) el ferrocarril y la línea telegráfica avanzaron hasta el puente de Chimbo, donde se estableció la estación terminal; había, además, oficinas intermedias en Milagro y Naranjito.

Fue el presidente José María Plácido Caamaño (1883-1888), quien emprendió la tarea de construir la línea telegráfica entre Guayaquil y Quito. Concluida la obra, el telégrafo se convirtió en un servicio público a partir de su inauguración, el 9 de julio de 1884, fecha escogida por ser el primer aniversario del triunfo de la revolución contra Ignacio de Veintemilla. Tres días después, el 12 de julio, el telégrafo ecuatoriano se conectó con el cable internacional, lo que hizo posible la comunicación con el exterior.

 

Son conocidas, entre los coleccionistas de timbres telegráficos ecuatorianos, dos series de timbres de servicio oficial, que los catálogos ubican en los años 1895 y 1897 y que, en ambos casos, son el resultado de resellas timbres fiscales del bienio 1887-1888.

La serie de 1895 la conforman dos sellos, uno de un centavo ultramarino y otro de dos centavos lila, ambos con un resello de tres líneas verticales, el primero con las palabras "Telégrafos / SERVICIO OFICIAL / 10 centavos" en color rojo y el segundo con la misma leyenda, en color azul, y con el valor de 20 centavos.

.

 

 

Timbres oficiales de 1895

 

De esta manera y a base de una gran cantidad de material, una verdadera y sistemática investigación y esclarecimiento sobre la primera emisión del Ecuador con artículos de autores conocedores de la filatelia ecuatoriana, invitamos a todos a conocer este apasionante mundo lleno de historia, a la vez que pedimos que los ecuatorianos y extranjeros se unan para que la filatelia no desaparezca, sino más bien, se transforme en poderosos auxiliar de la historia del Ecuador y del mundo.

 

La serie de 1897 está conformada por cuatro timbres, dos de un centavo y dos de dos centavos, todos con un resello en óvalo y la leyenda "TELEGRAFO DE OFICIO"; para cada valor hay un resello en negro y otro en azul.

 

 

Tenemos serias dudas sobre la autenticidad de estos sellos, de los que no conocemos ejemplares legítimamente usados.

Esto porque, tal como se desprende de los reglamentos de telégrafos de la época, no solo que no había una tarifa especial para los telegramas oficiales, sino que expresamente se establecía que éstos no debían pagar valor alguno.

¿Para qué, entonces, se habrían impreso timbre telegráficos oficiales?

En el caso de la segunda serie, las tarifas de 1 y 2 centavos no corresponden a ninguna de las establecidas para el servicio telegráfico, lo que aumenta la duda acerca de su autenticidad.

En el caso de la primera serie, si bien no hemos encontrado documento alguno que establezca una tarifa para el servicio oficial, los valores de diez y veinte centavos sí corresponden a las tarifas usuales en ese tiempo. Pero de aquí surge otra pregunta: ¿para qué establecer un servicio oficial si éste paga las mismas tarifas que el ordinario?

Es bueno hacer notar, sin embargo, que la lista de precios de Agustín Albán, publicada en 1898, si bien no incluye la serie de 1897, sí hace referencia a la de 1895. Este es, hasta el momento, el único indicio que hemos encontrado a favor de la autenticidad de los timbres telegráficos oficiales de 1895, si bien Albán da como año de emisión de los mismos, 1896.

 

Investigado en el sitio: http://actualidadfilatelica.blogspot.com/search/label/TIMBRES%20TELEGR%C3%81FICOS

 

 

Variedades

REALICE UN comentARIO

 

 

UN SOLDADO ECUATORIANO EN LA GRAN GUERRA

En 1917 fue enviado como parte de una misión norteamericana de observación a Francia. Su trabajo era de catalogar y clasificar los diversos métodos para la construcción de puentes y caminos de emergencia durante la guerra.

subscribASE A NUESTRA WEB